sábado, 18 de agosto de 2018

El fracaso de las campañas monotemáticas


Desafiar a la lógica elemental y a la evidencia histórica, parece ser el deporte favorito de grupos bienestaristas y neobienestaristas, al insistir en campañas de un solo tema(monotemáticas), las cuales son injustas e ineficaces.

Una y otra vez se ha demostrado que el "éxito" o "victoria" de una campaña monotemática es efímero, puesto que al no promover el veganismo, si no el prohibicionismo de explotaciones específicas o proteger a especies específicas, no se elimina el especismo ni el gradualismo moral de la sociedad, por lo tanto, no tiene sustento social y ello provoca que en cualquier momento puedan ser derogadas o modificadas para continuar la explotación.

El prohibicionismo es un derivado de las campañas monotemáticas que tienen como fin no regular la explotación, pero se dirigen a prohibir una explotación en específico, visibilizando sólo una parte del problema y no eliminando el especismo. Ej: campañas anti taurinas, contra peleas de gallos, cerrar delfinarios, circos sin animales, etc.

Gente podría estar en contra de ciertas explotaciones y no ser vegana hoy ni hacerse vegana nunca. Mucha gente puede consumir animales y por otro lado estar en contra de la tauromaquía o las peleas de gallos o perros, bajo la justificante(racionalización) de que esas explotaciones le parecen crueles e innecesarias, sin reflexionar que usar a los animales para consumo o cualquier otro uso, también son actividades injustas e innecesarias. La campaña monotemática jamás cuestiona esta incongruencia, si no que se nutre de ella.

Aunque sus promotores aseguran luchar por todos los animales, pero usar como estrategia ir de prohibición en prohibición, no hay manera de evitar la obviedad, de que si dedicas tiempo y esfuerzo a una explotación en específico o a una especie en específico, se está reafirmando la percepción de que esas tienen prioridad sobre otras, que usar a un toro en una plaza es moralmente peor montar a caballo, que usar a gallos en una pelea es moralmente peor que robarle los huevos a las gallinas, etcétera. Así que es de suponer por lógica, que gente que apoya esas campañas, ya rechazaba esas prácticas, aún siendo especistas, entonces no generan un cambio de consciencia realmente en aquellos que no lo consideran así, y aunque lo hiciera en algunas personas, no sería justo, ya que seguirían ignorando al resto de explotaciones y especies explotadas por priorizar a otras.

Promover prohibiciones es especista, ya que viola el principio de igualdad al enfocar hacia una explotación específica y como se comentó antes, priorizándola sobre el resto. Además fomenta un gradualismo moral o especismo interespecie, al considerar que se debe "liberar" primero a ciertas especies que a otras. También es implícitamente bienestarista, ya que dichas prohibiciones suelen pedirse sobre explotaciones que la gente considera especialmente crueles("maltrato"), enfocando el problema en el "trato".

Estas prohibiciones al no contar con un respaldo social basado en el veganismo, y al no combatir el especismo por ende, con el paso del tiempo es muy probable que sean modificadas o derogadas; pero en el caso de que si tengan un respaldo social suficiente, dicho respaldo está basado en la oposición a ciertas explotaciones por el nivel de crueldad y no porque la sociedad haya eliminado el especismo de su consciencia. De hecho como se comentó en el párrafo anterior, la campaña monotemática, se nutre del especismo.

Las formas de explotación pueden ser infinitas, tantas como la imaginación basada en la utilidad que la mentalidad especista pueda crear. Aún y si hoy lograramos prohibir algunas explotaciones mediante leyes, mañana ya estarían creándose nuevas, e incluso podrían regresar las mismas modificadas a manera de "bienestar animal".

Veamos algunos ejemplos de fracasos de campañas monotemáticas:

La caza de ballenas en Japón, que estuvo prohibida durante muchos años, pero una laguna legal permite realizarla por "motivos científicos". Incluso el gobierno busca volver a permitirla con fines comerciales

En Chile, anularon la prohibición del rodeo, por lo que estarían volviendo a permitir esta actividad que estuvo prohibida durante algún tiempo

En una ciudad de Colombia, se reactivó la tauromaquía después de haber estado prohibida por algún tiempo debido a presión de grupos animalistas

Por ello, debemos educar en el veganismo, el cual no se enfoca en explotaciones específicas, ya que estas pueden ser modificadas o incluso aparecer nuevas formas de explotación, pero el veganismo es una guía global de nuestra manera de relacionarnos con los animales no humanos, un principio ético que nos permite rechazar cualquier tipo de uso de los demás animales sintientes en beneficio del humano. No apostar por el veganismo es ser corto plazista y no actuar en favor de los animales no humanos, si no simplemente buscar generar una catarsis que en nada ayuda en realidad. Si estos esfuerzos los enfocamos en que la gente se haga vegana, hablándole de veganismo, no de prohibicionismo, entonces los cambios legales que se hagan en un futuro, no podrán ser echados atrás, porque tendrá un sustento social basado en el veganismo y los derechos animales.

No hay comentarios.: