sábado, 20 de abril de 2019

La educación va primero


No estoy en contra de pugnar por leyes a favor de los animales no humanos; no estoy en contra de realizar acción directa de ser necesario. Pero aún no es tiempo.

¿De qué es tiempo entonces? De educarnos nosotros mismos en el veganismo y derechos animales, llevarlo a la práctica, y educar en esto mismo a la mayor cantidad de gente posible en el menor tiempo posible.

La situación que viven y han vivido los animales no humanos por milenios, es crítica. Es urgente, en eso coincidimos, terminar con la explotación animal, pero esta no se va a dar en base a acciones respaldadas de simplemente buenas intenciones.

Se alega que otras opresiones han sido reducidas o eliminadas mediante precisamente la acción directa y leyes, pero se omite que dichas acciones fueron respaldadas por una etapa previa de educación, de generación de una masa crítica de individuos que comprendieron dicha injusticia, y se posicionaron al respecto, para que pudieran tener éxito tanto las acciones políticas(leyes) como la acción directa. La observancia de las leyes que en ese entonces se lograron, no serían sostenidas actualmente, si no fueran una norma social, es decir, sin que una cantidad suficiente de gente, esté de acuerdo con reconocer el valor moral de los individuos que son protegidos por dichas leyes.

Tomas Clarkson así lo refiere sobre el papel que los Cuáqueros tuvieron, en el éxito de la abolición de la esclavitud en Inglaterra, por medio de educación a través de obras literarias y de teatro, conferencias, etc.

Fuente: http://www.ub.edu/geocrit/b3w-758.htm

¿Se pueden traslapas las etapas? Sí, de poder es posible, pero si se quiere que sobrevivan los logros a través del tiempo, es indispensable crear un músculo político, es decir, una buena cantidad de gente que impida que dichas leyes sean letra muerta y/o sean derogadas por la aplastante mayoría que no está de acuerdo, o evitar que se encuentren resquicios para seguir con prácticas que no vindican el valor moral de los individuos que habían sido protegidos por las acciones legales.

¿Cuánta gente se necesitaría para poder tener éxito en las siguientes etapas? Hay variaciones en el porcentaje entre estudios que hablan al respecto, pero es alrededor de un 25% de la población de una zona geográfica(país), para ello.

Fuente: https://www.investigacionyciencia.es/noticias/25-por-ciento-para-un-cambio-16472

Por lo tanto, al no tener una base de gente educada sobre el problema moral de la relación entre humanos y el resto de animales, las leyes son vulnerables o modificables, injustas y paliativas; y las acciones directas son repudiadas por la mayoría especista, lo que obstaculiza crear una canal de comunicación eficiente, además de que al no enfocar nuestros esfuerzos en la educación, la demanda y uso de animales no humanos permanece casi intacta, por lo que es como cortarle una rama a un árbol, en lugar de debilitar su raíz hasta arrancarlo.

Personalmente creo que las leyes sí se irán dando gradualmente, se irán prohibiendo de todos modos explotaciones de grupo en grupo, hasta llegar el momento en que se elimine el estatus de propiedad que legalmente le ha sido asignado a los demás animales y sea abolida toda forma de explotación animal existente o por existir. Sin embargo, es muy diferente a que nosotros como veganos defensores de los derechos animales, vayamos pidiendo una por una la prohibición de explotaciones específicas, ponderando así unas explotaciones sobre otras y unas especies sobre otras. Esta prohibición gradual, se iría dando por el estira y afloja entre la masa crítica de veganos bien informados, que impulsan la abolición del estatus de propiedad de los animales no humanos, y la resistencia de la gente especista. Solo de esta manera, podemos dar un mensaje claro y rotundo, de que no buscamos ni "mejores condiciones" ni consideramos unas explotaciones peores que otras ni ponderamos a unas especies sobre otras, por lo que entonce sí, al ya tener una masa crítica, podremos seguir con la educación e incremento de dicha masa crítica, para que políticamente y de ser necesario, en acciones directas, se tenga éxito, rotundo y no reversible.

Actualmente no estamos ni cerca de dicha masa crítica, ya que se suele mezclar en las estimaciones a vegetarianos y veganos, como si fueran ideologías iguales o similares, esto precisamente, debido a que activistas bienestaristas así lo han promovido implícita o explícitamente.

¿Cómo sabremos si ya hay una masa crítica? Cuando en verdad se vaya viendo un decremento sustancial en la demanda de "productos", "servicios" y uso en general de animales no humanos, y se vaya discutiendo públicamente estos temas con veganos bien informados, que dejen claro que es un asunto serio, como una cuestión de justicia elemental, y puedan defender a los animales apropiadamente. Cuando la gente no vegana en gran parte, escuche a los veganos hablar del valor inherente de los demás animales, de que el veganismo es un asunto de justicia, de que los demás animales son individuos o personas no humanas, con intereses relevantes, emociones y voluntad, y que hay que aplicarles igual consideración moral por ello, y que nos oponemos a la explotación animal independientemente de sus formas y condiciones; el día en que ese sea el discurso animalista dominante, entonces podremos intuir que hemos alcanzado una visibilidad social correcta, se nos podrá tomar enserio, y no como gente que simplemente no quiere que se maltrate a los demás animales mientras son explotados, o que busca estar saludable o ser ecológica, o como una simple moda o "estilo de vida".

Entonces luchemos primero por alcanzar dicha masa crítica que nos permita ir posicionando al veganismo y los derechos animales como norma social, para posteriormente plasmarlas en leyes. Tengan por seguro, que cuando alcancemos dicho punto, los abolicionistas estaremos ahí, codo a codo, luchando por acciones políticas y de ser necesario, acción directa.



No hay comentarios.: